El pasado sábado el vasco Aritz Egea se proponía bajar el mejor tiempo registrado en subir y bajar el Txindoki, con salida y llegada en el pueblo de Ordizia. Por otro lado, entre ayer y hoy ha sido a Manu Merillas al que le ha tocado bajar un récord, y lo ha hecho por nada más y nada menos que 3 horas y 6 minutos.

8 kilómetros y 250 metros de desnivel positivo en bicicleta, 3´65 kilómetros y 990 metros de desnivel positivo a pie, y lo mismo de vuelta, es lo que ha hecho Aritz Egea para batir el récord de subida y bajada al Txindoki desde Ordizia, que poseía Iñaki Maiora desde 1978. Finalmente, en los 23,3 kilómetros y 2500 metros de desnivel acumulado consiguió rebajar en 1 minuto y 17 segundos el registro de Maiora, consiguiendo un tiempo de 1:25:09 horas.

Egea lo hizo llegando al pico con una ventaja de 3:21 minutos sobre Maiora, luego perdió 2:59 minutos en la bajada a pie, y por último, volvió a superar el tiempo a batir en 57 segundos en los últimos 8 kilómetros de bicicleta.

Era el propio Maiora el que lo recibía en la meta para felicitarlo, además, también acudieron a la cita centenares de personas que se repartieron por todo el recorrido para animar al corredor del equipo Salomon IATI. El primer tiempo registrado en esta ruta fue de Juan José Rezola en 1953, con 1 hora 42 minutos.

Por otro lado, Manu Merillas no deja de sorprender tras su retorno a la competición, y es que no solo venció y batió su propio récord en la pasada Travesera Picos de Europa, sino que hoy día 10 de julio también ha batido el récord en el Anillo Picos de Europa, ruta de 110 kilómetros y 9350 metros de desnivel positivo. La ventaja de Merillas ha sido más amplia que la de Egea, y es que ha bajado la pasada plusmarca perteneciente a Fran Piñera en 3 horas y 6 minutos.

El cántabro salía ayer a las 19:37 desde Posada de Valdeón, y ya en Sotres, después de 6 horas y 15 minutos de actividad, llevaba 1:05 horas menos que el tiempo que había invertido Piñera en 2017. Después de haberse perdido hasta en dos ocasiones – lo que le hizo perder más de una hora – volvió hasta el punto de inicio con un tiempo total de 17 horas y 42 minutos.

Mucho nos gustaría que se hiciera algún reto similar en Canarias, como ya hemos visto hace casi dos años a Emelie Forsberg en la Ruta 0-4-0, subiendo al pico del Teide desde el mar y volviendo a bajar en tan solo 7:06:06 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here