Este fin de semana, la Carrera de Montaña El Infierno de Tegueste dejó una de las imágenes más divertidas del año. Las lluvias sufridas en las islas durante las últimas semanas provocaron que algunas de las zonas de la prueba fuesen una auténtica piscina de barro. Hay quien se esmera por esquivar los charcos y quien directamente se zambulle en ellos…

Es el caso de José María Gutiérrez, corredor que cerraba la prueba y que con la compañía de un tubo, un salvavidas y un perro está provocando las carcajadas de todos los que han podido ver este documento. Y no es para menos. Un ejemplo de tomarse la vida con sentido del humor y mucha alegría.

También te puede interesar…

#TRAIL | Álvaro Escuela y Judith González se llevan el Trail Nocturno de San Sebastián



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here